Logotipo del Portal de Consumo Castilla y León; Ir a página principal
  • Inicio
  • Inspección y Control de Consumo

La Inspección de Consumo es un instrumento al servicio de la Administración de la Comunidad de Castilla y León, que tiene como misión velar por el cumplimiento, en el territorio de nuestra Comunidad, de las normas sobre protección de los consumidores.

Base Legal:

El artí­culo 153 del Tratado de la Unión Europea, establece como lí­neas rectoras de la polí­tica de los consumidores:

  • Que los consumidores de la Unión Europea tengan una voz más poderosa.
  • Que puedan disfrutar de un elevado nivel de salud.
  • El pleno respeto a los intereses económicos de los consumidores.

El artí­culo 51 de la Constitución Española de 1978, establece que "los poderes públicos garantizarán la defensa de los consumidores y usuarios, protegiendo, mediante procedimientos eficaces, la seguridad, la salud y los legí­timos intereses económicos de los mismos..., promoviendo la información y educación de los consumidores y usuarios".

El artí­culo 71.1.5º de la Ley Orgánica 14/2007, de 30 de noviembre, de reforma del Estatuto de Autonomí­a de Castilla y León, establece que, en el marco de la legislación básica del Estado y, en su caso, en los términos que ella establezca, es competencia de la Comunidad de Castilla y León, el desarrollo legislativo y la ejecución de la legislación del Estado en materia de defensa de los consumidores y usuarios.

El artí­culo 29 de la Ley 2/2015, de 4 de marzo, para la defensa de los consumidores  y usuarios de Castilla y León, establece que, para garantizar los derechos de los consumidores y usuarios reconocidos en esta Ley, la Inspección de Consumo, en el ámbito de sus competencias, constituye uno de los instrumentos el servicio de las Administraciones Públicas, dirigido a velar por el cumplimiento de las normas sobre protección de los consumidores, sin perjuicio de las actividades inspectoras reguladas en otras leyes.

El artí­culo 1º del Decreto 39/2002, de 7 de marzo, regula la Inspección de Consumo, con el objetivo de vigilar e inspeccionar los bienes de consumo, en cualquiera de sus fases de elaboración, distribución y comercialización, así­ como los servicios que se presten a los consumidores, informará y asesorará sobre materias de su competencia y promoverá el cumplimiento de las obligaciones de los empresarios y profesionales, en relación con los consumidores.